viernes, 29 de julio de 2011

LUGAR CORRECTO, LUGAR VERDADERO

Existe una diferencia vital entre tu Lugar Verdadero y tu Lugar Correcto, que todo el mundo debería entender.
Tu Lugar Verdadero es el lugar en el que Dios pretende que estés. En dicho lugar tendrás gran felicidad, buena salud y prosperidad real, y vivirás una vida activa e interesante. Ese lugar te espera en alguna parte, y lo maravilloso de esto es que nadie salvo tú lo puede ocupar. Definitivamente nadie más en la Tierra, salvo tú, puede ocupar tu Verdadero Lugar adecuadamente.
Tu Lugar Correcto en la vida es el lugar en estás de hecho en todo momento —sea placentero para ti o no—.
Siempre estás en tu lugar correcto porque siempre estás en el lugar que corresponde a tu mentalidad en el momento, pero puede que este no sea tu Lugar Verdadero. Si tus condiciones no son auspiciosas, eso quiere decir que algo en tu mentalidad necesita cambiarse. Cámbialo, y verás como las condiciones externas cambian también.
El enfermo está en su Lugar Correcto en la cama, porque tiene una mentalidad enferma, pero éste no es su Lugar Verdadero, y le toca cambiar su mentalidad —de hecho, sanar su mente.— El hombre que vive de la caridad pública tiene una conciencia de pobreza en el momento, por lo que sufre las consecuencias naturales, pero tal no es su Lugar Verdadero, y la Oración Científica también le pondrá en libertad. El hombre en la cárcel es un caso similar, y así sucesivamente. Glorificas a Dios trabajando sobre ti mismo hasta que tu Lugar Correcto y tu Lugar Verdadero sean el mismo.
Emmet Fox. "Encuentra y Utiliza tu Poder Interno"

martes, 12 de julio de 2011

Gracias por SER ejemplos de BIEN


GRACIAS A JAPÓN Y A SU PUEBLO POR SER EJEMPLO DE UN MODO CONSTRUCTIVO DE AFRONTAR "SITUACIONES COMPLICADAS": NOS ES ÚTIL AHORA MISMO Y, SI ALGUNA VEZ NOS TOCA AFRONTAR ALGO SIMILAR, HAN SENTADO UN PRECEDENTE DE GRAN VALOR

Si esperamos esto del público que atendemos en nuestro trabajo, de nuestros hijos, de nuestros gobernantes, y de el mundo en general, quizás sea una buena idea que empecemos nosotros mismos -como profesionales con largos años de experiencia en afrontar imprevistos y como seres humanos en constante evolución mediante el aprendizaje- a SER EJEMPLO

HABLEMOS DE ESTE EJEMPLO ILUMINADOR QUE SE NOS HA OFRECIDO:
Aquí la gente mantiene la calma - su sentido de la dignidad y el comportamiento adecuado son muy buenas - así que las cosas no son tan malas como podrían serlo.
El gobierno está tratando de proveer suministros por vía aérea, con alimentos y medicinas, pero es como dejar caer un poco de sal en el océano. Pero por más atrasos que haya, nunca pierden la disciplina ni la dignidad.
Una sociedad que puede educar a un niño que a los 9 años de edad entiende el concepto de sacrificio por el bien común, es una gran sociedad, un gran pueblo y de profundos sentimientos espirituales.

ALGUNAS COSAS QUE PODEMOS APRENDER DE JAPÓN

1. LA SERENIDAD
Ni una sola imagen de golpearse el pecho o de dolor. La muestra de dolor en sí ha sido dignamente y calladamente llevada.

2. LA DIGNIDAD
La disciplina en las colas para el agua y los alimentos. Ni una palabra áspera o un gesto de grosería o ventajismo egoísta.

3. LA CAPACIDAD
De los arquitectos, increíble, los edificios se balanceaban, pero no caían. La reconstrucción vial fue increíblemente eficiente.

4. LA CONSIDERACIÓN
La gente compraba sólo lo que realmente necesitaba para el momento, por lo que todo el mundo podía conseguir algo.

5. EL ORDEN
No hay saqueos en las tiendas. No tocan la bocina y no adelantan en las carreteras. Sólo hay comprensión y respeto mutuo.

6. EL SACRIFICIO
Cincuenta trabajadores quedaron atrás para bombear agua de mar en los reactores nucleares sin importarles la muerte segura que les esperaba y solo fueron cincuenta porque ese fue el número que se determinó como mínimo. Pero hubo cientos de voluntarios.

7. EL SENTIDO DE RESPONSABILIDAD
Los restaurantes redujeron los precios. Y pese a la fuerte demanda, no se sabe de ningún comerciante ni mayorista ni minorista que no haya rebajado los precios y vendido a menos del costo de existencia. Los agricultores regalaban sus cosechas. En fin, se hizo realidad aquél principio de la ética de los Samurai que dice que: “ El fuerte cuida a los débiles”.

8. LA FORMACIÓN
La gente de edad y los niños, todo el mundo sabía exactamente qué hacer. E hicieron precisamente eso.

9. SOBRIEDAD Y CONTENCIÓN (al no hablar de problemas, ahorramos energía que necesitamos para solucionarlos)
Los medios de comunicación mostraron moderación magnífica en los boletines. Ningún periodista publicó tonterías, ni sensacionalismos morbosos: únicamente reportajes para difundir la calma.

10. HONRADEZ Y RESPETO POR UNO MISMO Y POR LOS DEMÁS
Cuando se cortó la luz en las tiendas, la gente volvió a poner las cosas en los estantes y se marchó en silencio. ¡Nadie se llevó producto alguno!