viernes, 18 de noviembre de 2011

CON RESPECTO A LOS HIJOS

http://youtu.be/izgvR5KjXUg
Amado Maestro Ascendido SAINT GERMAIN:  "La Voz del YO SOY. Volumen 1"
Una vez que los hijos han alcanzado los años de madurez, lo mejor que los padres pueden hacer por ellos es colocarlos conscientemente en las Manos de Dios -lo cual entraña descargarlos por completo a la protección y cuidado de la propia "Magna Presencia YO SOY" de cada muchacho y envolverlo en los Rayos de Luz y Amor provenientes del Corazón del Cuerpo Electrónico encima de cada quien.
Cada vez que la Presencia o el pensamiento del hijo está en evidencia, regocíjense de que la Inteligencia Plena y Perfecta de Dios está actuando en el pensamiento y sentimiento del hijo, gobernando a la perfección toda acción externa. Esto descargará el hijo a la "Presencia y Poder de Acción DIVINA" de manera maravillosa. La ansiedad de parte del padre para con el hijo es, en el noventa porciento de los casos, la causa de una acción equivocada -y especialmente si viene de parte de la madre.
CORDÓN UMIBILICAL MATERNO
Ésta es una tremenda verdad que poco se ha comprendido. La madre, al haber sido la constructora del cuerpo del hijo -y por esto me refiero a suministrar la sustancia mediante la cual se construyó la forma- conformó una línea personal de contacto con el hijo por esa encarnación; y si la madre tan sólo estuviera consciente de esto desde el punto de vista iluminado, tendría el poder para moldear el niño a ser el más maravilloso Ser Perfecto; o, digamos, sostener el foco mediante el cual el hijo sería moldeado a ser el Ser Perfecto.
Por el contrario, si la madre permite que la ansiedad -que es una forma sutil de miedo- constantemente la gobierne, su pensamiento no podrá evitar dirigirse al hijo y perturbarlo al grado de que podría causar que el vástago fuera un fracaso total. Lo arriba citado es un caso extremo en que la madre tiene un pensamiento totalmente fuera de control.
Esto ilustra la gran importancia de que los padres sepan y sientan que el hijo (o los hijos) a quienes aman están EN TODO MOMENTO gobernados por la Inteligencia Perfecta de Dios (la "Magna Presencia YO SOY") y que el momento en que la ansiedad o el miedo trate de entrometerse, lo consuman y lo reemplacen con la conciencia firme anteriormente descrita, de que LO ÚNICO QUE ACTÚA EN Y ALREDEDOR DEL HIJO ES LA INTELIGENCIA PERFECTA DE DIOS.
GRAN LEY NATURAL
Si todas las madres de América y el mundo COMPRENDIERAN esta Verdad Maravillosa y VIVIERAN de acuerdo a ella, una raza majestuosa nacería de allí en adelante. Esta es una "Gran Ley Natural" que apenas si ha sido comprendida aún entre los estudiantes. He conocido de muchas instancias en que el temor intenso del padre por el hijo llevó al hijo a la mismísima cosa que temían, y es una de las cosas que ha retrasado en gran medida el progreso de la humanidad. A veces el hijo está lo suficientemente avanzado como para (inconscientemente a lo externo) rechazar en gran medida el temor y la ansiedad de los padres. Esto es indudablemente afortunado.
Que se comprenda a plenitud que de ninguna manera estoy criticando ni condenando a las madres, pero sí deploro intensamente la falta de comprensión en cuanto a este punto vital y maravilloso.


CONSEJO A LOS PADRES DE FAMILIA
por la Diosa de la Libertad.  "La Voz del YO SOY. Volumen 7"
A ustedes, padres de familia, cuyos corazones a veces se atribulan con preocupación por sus hijos, les digo que recuerden que sus hijos están bajo la Radiación del "Poderoso YO SOY". Hagan un Llamado inexorable, firme y dinámico a la Presencia de esos hijos, a fin de que descargue Su Poder para bendecirlos y protegerlos a ellos, y habrán ustedes prestado entonces un servicio que no pueden ni imaginar. Pero si su ansiedad continúa proyectándose a ellos, no estarán haciendo otra cosa que alimentando los fuegos de los que están tratando de liberarlos. ¡USTEDES TIENEN QUE CONOCER EL PODER DE LA LUZ con el que se han familiarizado! La "Luz de Dios nunca falla" -su propia "Magna Presencia YO SOY" es el gobernador del Universo, amados Míos

No hay comentarios:

Publicar un comentario