lunes, 12 de diciembre de 2011

Celebración de Santa Lucía: un símbolo del regreso de la Luz


 Un símbolo de Esperanza, del regreso de la Luz 
Hoy, 13 de diciembre, Suecia y otros lugares de cultura escandinava, celebran la festividad de Santa Lucía. Lo hacen con bellas tradiciones que sirven como preludio a la Navidad. La noche más larga, según el calendario juliano, caía cerca del 13 de diciembre. Durante la edad media las tradiciones paganas convivían con las recién importadas tradiciones cristianas. En Suecia se extiende el cristianismo hacia el año 1000 DC, bastante más tarde que en España. Duendes del bosque, historias de dioses del Olimpo, se entremezclan con Santos y leyendas cristianas, sobre todo en la Suecia rural, que prácticamente era todo el país.
En Suecia, miles de niñas y jóvenes celebran la fiesta de Santa Lucía ataviadas con túnicas blancas, sosteniendo un candelabro y luciendo en sus cabezas una corona de velas. Se las conoce como “Lucía” y van encabezando una procesión, acompañadas de “chicos estrella”: también ataviados con largas túnicas blancas y capirotes adornados con estrellas doradas. Cerrando la procesión van unos niños disfrazados de duendecillos.
Es bonito en esta festividad escuchar a los niños cantar villancicos tradicionales en completa oscuridad, y ver después acercarse paulatinamente la luz de sus velas. Lucía y sus doncellas reparten bollos de azafrán y galletas de jengibre.
Esta tradición de 400 años de antigüedad suele tener como escenario iglesias, escuelas, hospitales y lugares de trabajo de todo el país, y tal es su importancia que, en Suecia, incluso se hace partícipe cada año a los galardonados con el premio Nobel. Los propios galardonados, sabios ganadores, reciben a la mañana siguiente de las festividades, en su habitación del hotel, una procesión de adolescentes vestidas de virginal blanco, coronadas de velas encendidas y cantando la tradicional “santa Lucía”, que se escucha por doquier en todo el país el 13 de diciembre.
              The tradition of celebrating Saint Lucia of Italy in Sweden is honoured annually on 13th December. The total darkness of the Lucia early morning is broken by the glow of the Lucia figure dressed in a flowing gown of white and afire with a wreath of candles upon her head. Sankta Lucia, as she is known in Swedish, is a creature of goodness and light. She is a shining angel illuminating the way to the Christmas season.
The Lucia celebration originates from the Middle Ages when December 13th was the longest night of the year according to the Julian calendar. The Swedish Lucia has little in common with her namesake, also known in English as Saint Lucy, the Sicilian 4th century martyr. There is no certainty of the route the tradition took while establishing itself in Sweden.
However, it is popularly associated with a legend of a white-clad maiden, wearing a crown of burning candles. She appeared on the shores of Sweden’s largest lake, Vänern, bringing food to starving villagers during a time of famine. Ever since, she has been associated with light.
Today, the tradition is played out most often in the schools, churches and places of work before the dawn. A lucky girl dressed in a long white gown with a red sash and a crown of candles leads a procession. In tow are similarly dressed girls (tärnor) and boys wearing a tall pointed hat carrying a star wand (stjärngossar).
The rest of the procession is made up of girls and boys in similar dress sing beautifully haunting carols. Once the singing is over, the procession and its observers enjoy coffee and saffron-flavored buns called lussekatter.
Not too long ago the Lucia procession also took place at home. The eldest daughter had the honour to be Lucia. She and her siblings roused the family with their singing. Then the family gathered together with saffron buns at breakfast.
As the work traditions evolved in Sweden and both parents would go off to work dropping off children at centres and schools, there was a natural shift to leave the procession to the various institutions where people gather at the start of their day. Some modern families keep up the practice, but most often only for special guests or grandparents.
Nobel laureates are honored with a Lucia procession. The morning of the Nobel Award Ceremony and banquet the laureates are woken by a glowing figure of beauty, goodness and light sweetly singing.
SANKTA LUCIA SONG
It is traditional in Sweden to sing the Sankta Lucia song with the same melody as the well-known Italian song. The translation is somewhat loose.
Natten går tunga fjät
rund gård och stuva;
kring jord, som sol förlät,
skuggorna ruva.
Då i vårt mörka hus,
stiger med tända ljus,
Sankta Lucia, Sankta Lucia.

Natten går stor och stum
nu hörs dess vingar
i alla tysta rum
sus som av vingar.
Se, på vår tröskel står
vitklädd med ljus i hår
Sankta Lucia, Sankta Lucia.

Mörkret ska flyta snart
ur jordens dalar
så hon ett underbart
ord till oss talar.
Dagen ska åter ny
stiga ur rosig sky
Sankta Lucia, Sankta Lucia.

The night goes with heavy steps
around farm and cottage;
round the earth the sun has forsaken,
the shadows are brooding.
There in our darkened house,
stands with lighted candles
Saint Lucia, Saint Lucia.
The night passes, large and mute
now one hears wings
in every silent room
whispers as if from wings.
See, on our threshold stands
white-clad with candles in her hair
Saint Lucia, Saint Lucia.
The darkness shall soon depart
from the earth's valleys
then she speaks
a wonderful word to us.
The day shall be born anew
Rising from the rosy sky.
Saint Lucia, Saint Lucia.

viernes, 18 de noviembre de 2011

CON RESPECTO A LOS HIJOS

http://youtu.be/izgvR5KjXUg
Amado Maestro Ascendido SAINT GERMAIN:  "La Voz del YO SOY. Volumen 1"
Una vez que los hijos han alcanzado los años de madurez, lo mejor que los padres pueden hacer por ellos es colocarlos conscientemente en las Manos de Dios -lo cual entraña descargarlos por completo a la protección y cuidado de la propia "Magna Presencia YO SOY" de cada muchacho y envolverlo en los Rayos de Luz y Amor provenientes del Corazón del Cuerpo Electrónico encima de cada quien.
Cada vez que la Presencia o el pensamiento del hijo está en evidencia, regocíjense de que la Inteligencia Plena y Perfecta de Dios está actuando en el pensamiento y sentimiento del hijo, gobernando a la perfección toda acción externa. Esto descargará el hijo a la "Presencia y Poder de Acción DIVINA" de manera maravillosa. La ansiedad de parte del padre para con el hijo es, en el noventa porciento de los casos, la causa de una acción equivocada -y especialmente si viene de parte de la madre.
CORDÓN UMIBILICAL MATERNO
Ésta es una tremenda verdad que poco se ha comprendido. La madre, al haber sido la constructora del cuerpo del hijo -y por esto me refiero a suministrar la sustancia mediante la cual se construyó la forma- conformó una línea personal de contacto con el hijo por esa encarnación; y si la madre tan sólo estuviera consciente de esto desde el punto de vista iluminado, tendría el poder para moldear el niño a ser el más maravilloso Ser Perfecto; o, digamos, sostener el foco mediante el cual el hijo sería moldeado a ser el Ser Perfecto.
Por el contrario, si la madre permite que la ansiedad -que es una forma sutil de miedo- constantemente la gobierne, su pensamiento no podrá evitar dirigirse al hijo y perturbarlo al grado de que podría causar que el vástago fuera un fracaso total. Lo arriba citado es un caso extremo en que la madre tiene un pensamiento totalmente fuera de control.
Esto ilustra la gran importancia de que los padres sepan y sientan que el hijo (o los hijos) a quienes aman están EN TODO MOMENTO gobernados por la Inteligencia Perfecta de Dios (la "Magna Presencia YO SOY") y que el momento en que la ansiedad o el miedo trate de entrometerse, lo consuman y lo reemplacen con la conciencia firme anteriormente descrita, de que LO ÚNICO QUE ACTÚA EN Y ALREDEDOR DEL HIJO ES LA INTELIGENCIA PERFECTA DE DIOS.
GRAN LEY NATURAL
Si todas las madres de América y el mundo COMPRENDIERAN esta Verdad Maravillosa y VIVIERAN de acuerdo a ella, una raza majestuosa nacería de allí en adelante. Esta es una "Gran Ley Natural" que apenas si ha sido comprendida aún entre los estudiantes. He conocido de muchas instancias en que el temor intenso del padre por el hijo llevó al hijo a la mismísima cosa que temían, y es una de las cosas que ha retrasado en gran medida el progreso de la humanidad. A veces el hijo está lo suficientemente avanzado como para (inconscientemente a lo externo) rechazar en gran medida el temor y la ansiedad de los padres. Esto es indudablemente afortunado.
Que se comprenda a plenitud que de ninguna manera estoy criticando ni condenando a las madres, pero sí deploro intensamente la falta de comprensión en cuanto a este punto vital y maravilloso.


CONSEJO A LOS PADRES DE FAMILIA
por la Diosa de la Libertad.  "La Voz del YO SOY. Volumen 7"
A ustedes, padres de familia, cuyos corazones a veces se atribulan con preocupación por sus hijos, les digo que recuerden que sus hijos están bajo la Radiación del "Poderoso YO SOY". Hagan un Llamado inexorable, firme y dinámico a la Presencia de esos hijos, a fin de que descargue Su Poder para bendecirlos y protegerlos a ellos, y habrán ustedes prestado entonces un servicio que no pueden ni imaginar. Pero si su ansiedad continúa proyectándose a ellos, no estarán haciendo otra cosa que alimentando los fuegos de los que están tratando de liberarlos. ¡USTEDES TIENEN QUE CONOCER EL PODER DE LA LUZ con el que se han familiarizado! La "Luz de Dios nunca falla" -su propia "Magna Presencia YO SOY" es el gobernador del Universo, amados Míos

RAIMUNDO PACIFICADOR. Cuentos para quererse más


No supo lo que había dentro de aquel saco hasta que lo oyó llorar. Aquel amanecer un corazón había bajado de las montañas de forma furtiva y llamó a su puerta. Al abrirla reconoció los rasgos del hijo que se echó al monte, quien le entregó entre nudos de soga a su primer nieto, con estas palabras:
-Póngale el nombre del padre, Raimundo, y de segundo, Pacificador.
No le dio más explicaciones, se dio media vuelta y se fue para siempre, haciéndola abuela de golpe.
Sí, el padre de Raimundo Pacificador fue guerrillero. Y como su abuela decía, aquel nombre se lo había puesto por algo. Raimundo se crió al amparo de la buena mujer y fue un niño tan tranquilo, tan pacífico, que se ganó la fama de tonto en su pueblo, además de los palos de los chiquillos. Menos mal que Raimundo podía correr a las faldas de su abuela para ocultar sus lágrimas. Ella lo recibía gustosa, le acariciaba la cabeza y le decía:
-Raimundillo, Raimundillo, mi niño, mi compañía, ángel del cielo, algún día tendrás tu recompensa.
Él no sabía lo que significaba aquella palabra pero actuaba en su interior como si fuera mágica, porque, al instante, calmaba su llanto.
De mozo siguió con su cruz. “Raimundo, tonto, cara de tonto”, -le decía la gente-. Esta era la cantinela diaria que acompañaba sus andares. Hasta que una noche murió su abuela. Y le cambiaron la letra por la de “pobre infeliz”. Su querida abuela lo llamó a su lecho antes de fallecer y le dijo:
-Raimundo, no tengo nada que dejarte, pero has de saber que dentro de tu nombre tienes un tesoro. En él está el secreto de cómo podrás ganarte la vida. Raimundo, tú no eres un tonto, tú eres un pacificador.
La herencia de la abuela fue abrirle los ojos al muchacho que, desde ese momento, supo cuál era su oficio. Raimundo Pacificador, en aquel pueblo perdido de la mano de Dios, sabía mejor que nadie lo que era la violencia, porque toda su vida había sido carne de cañón. Pero también sabía lo que era la paz. La respiraba cuando se tendía en el verde mullido del campo para mirar las nubes. La sentía en sus manos cuando cogía algunas naranjas de los árboles y se las comía tomando el sol. Primero, las olía para nutrirse de su perfume a primavera, fuerte y exuberante; más tarde las pelaba y cada gajo de naranja que se deshacía en su boca, era como un trocito de sol que se le derretía dentro. Y es que a Raimundo la paz le acompañaba en cada uno de sus actos y la poesía le manaba por todas partes sin darse cuenta.
Aunque parezca mentira, muy pronto pudo cumplir con su sino. Cuando le preguntaron a qué se dedicaría después de morir su abuela, respondió: “Trabajaré como pacificador”. Y le faltó poco tiempo a la gente para ponerlo en un aprieto. Lo llamaron para intervenir en una riña de taberna. Ante la mirada atónita de los lugareños logró calmar a los contendientes, que lo invitaron a tomar lo que quisiera. Así comenzó a ser respetado en su pueblo. De todas partes lo llamaban para resolver pleitos. Desde peleas entre hermanos, cuestiones de lindes y hasta reyertas de navajas. “Vamos por Raimundo, él lo solucionará”, -decía la gente-. Nunca le faltó un trozo de pan ni unos garban¬zos que llevarse al estómago; además, ahora tenía de postre el cariño de sus paisanos.
Ustedes se preguntarán que cuál era el arte del pacificador. Bien, pues su arte consistía en parar el tiempo. En cualquier conflicto, recordaba a los rivales lo bueno que había hecho el uno por el otro. Les decía:
- ¿Has olvidado Juan, que Pedro salvó a tu becerro? Y tú, Pedro, ¿has olvidado cómo él cuidó de tus hijos cuando faltaste a tu casa?
Lo que habían borrado de sus memorias en cinco minutos, Raimundo lo hacía presente. De esta manera el presagio de un odio eterno, se convertía en una escaramuza de chiquillos que dejan de prestar atención a los puños apenas comienzan un nuevo juego.
Pero, Raimundo sabía que el secreto de la paz era lIevarla dentro y la cuidaba en su interior como a un pájaro de cuento cuyo trino es necesario para la vida. Su calma fue tan profunda que ya sólo bastaba con su presencia para apaciguar una disputa. Aun así, el pacificador siguió sintiendo devoción por su nombre. Cuando se acostaba solía pensar en él hasta dormirse.
Le daba las gracias por el pan que le traía todos los días y por el afecto que le profesaban sus vecinos, aquellas personas que de tonto, pasaron a considerarlo un hombre sabio. Su nombre se había convertido en su más fiel compañero y esperaba algún día desentrañar todo su significado.
Una noche, al fin, logró su deseo. Su abuela se le apareció en un sueño, vestida de blanco como una virgencita y le dijo cuál era la esencia de esas dos palabras que se habían convertido en el talismán de su vida. Las mismas que contenían el remedio para acabar con todas las guerras y las desdichas: Raimundo, raíz del mundo; Pacificador, el que hace la paz. Esta era la lumbre que guardaba en su pecho, el sentido de su existencia: plantar la raíz de la paz en el corazón de cada ser para que floreciera en el mundo. Efectivamente, en su nombre estaba escrita la recompensa a todas sus lágrimas.
BIBLIOGRAFÍA
Badillo Baena, Rosa María. (2001). Cuentos para quererse más. México: Alfaomega. págs. 89-92.
REFLEXIÓN DE LA AUTORA
Quizás algunos de ustedes han sufrido el ataque de los demás tan sólo por tener una conducta diferente. A aquellos que son más tranquilos se les perturba y se les agrede por no cumplir con las normas patriarcales, donde se estimula que la masculinidad es sinónimo de violencia.
Pienso en todos aquellos que han sido acusados de “mariquitas”, “tontos”, “inútiles”, etcétera, y que no han podido zafarse de estas etiquetas e incluso han llegado a asumirlas para satisfacer las expectativas de los demás, con el objeto de poder existir para ellos. Esto resulta paradójico, pues los científicos actuales perfilan el prototipo del chico más inteligente como miope, zurdo y por ende pacificador.
Este cuento es un homenaje a todos estos seres en los que nadie pudo ver el valor de lo distinto. La mejor aportación que podríamos hacer para transformar la realidad en este sentido, es reconocer los talentos que hay en cada persona. Por otra parte, la narración contiene en sí una propuesta: la instauración del oficio de pacificador, algo extremadamente necesario en nuestros tiempos. Se trata de abrir caminos a los oficios que favorezcan la reconciliación, para sanar una sociedad donde se potencia el “ir en contra de” o “llevar la contraria” por sistema.

miércoles, 3 de agosto de 2011

LA IMPORTANCIA DE TU FECHA DE CUMPLEAÑOS

El día del cumpleaños significa un nuevo comienzo, ya que el ciclo de cada corriente de vida completa un circuito cada trescientos sesenta y cinco días, y la energía del mundo individual cierra el círculo de experiencia en el día que precede el cumpleaños de uno.
El día que es el aniversario de la encarnación del Espíritu, el Santo Ser Crístico descarga una nueva pulsación de luz y vida dentro de los cuatro cuerpos inferiores; y desde la Presencia nos llega un ímpetu adicional con la esperanza de que el año siguiente encontrará una mayor expresión del plan de vida del individuo.
Es por esto que se percibe que en el período justo antes del día de cumpleaños, hay una disminución de la energía de vida y vitalidad y el período que sigue inmediatamente al cumpleaños es usualmente el más opulente en desenvolvimiento espiritual y bienestar interior.
   Así como la encarnación del espíritu ofrece una nueva oportunidad para tal ser de desplegar su naturaleza espiritual, de igual manera en un ciclo menor CADA CUMPLEAÑOS ES UN NUEVO COMIENZO, y una gran porción del karma que el individuo ha atraído a su alrededor, es disuelto en este momento. Es también el privilegio y oportunidad de la Hueste Ascendida dar los regalos de sus Cualidades a esa corriente de vida, de la misma manera que los seres no-ascendidos presentan sus regalos.
Cada persona que pasa a través de las puertas de un nuevo cumpleaños, recibe una efusión de cada Ser Ascendido, y la práctica de ofrecer regalos aquí abajo no es sino un débil reflejo de esa experiencia interna.
Cuando un individuo se convierte en un estudiante de los Maestros y está bajo la dirección de la Hueste Ascendida, recibe tal vertida cósmica en su día de cumpleaños... ¡QUE LO HACE EL DÍA MÁS SANTO DEL AÑO!
En su cumpleaños, todos los Amigos Cósmicos en el Reino de la Liberación Eterna halagan su corriente de vida. Las riquezas, la opulencia, la iluminación espiritual que Ellos le darán, permanecerán como una parte de su identidad eterna, por siempre. Aprovechen, cuando venga este santo día, para bañarse en el fulgor de la Presencia de La Santidad.
Amado Maestro Ascendido Kuthumi

viernes, 29 de julio de 2011

LUGAR CORRECTO, LUGAR VERDADERO

Existe una diferencia vital entre tu Lugar Verdadero y tu Lugar Correcto, que todo el mundo debería entender.
Tu Lugar Verdadero es el lugar en el que Dios pretende que estés. En dicho lugar tendrás gran felicidad, buena salud y prosperidad real, y vivirás una vida activa e interesante. Ese lugar te espera en alguna parte, y lo maravilloso de esto es que nadie salvo tú lo puede ocupar. Definitivamente nadie más en la Tierra, salvo tú, puede ocupar tu Verdadero Lugar adecuadamente.
Tu Lugar Correcto en la vida es el lugar en estás de hecho en todo momento —sea placentero para ti o no—.
Siempre estás en tu lugar correcto porque siempre estás en el lugar que corresponde a tu mentalidad en el momento, pero puede que este no sea tu Lugar Verdadero. Si tus condiciones no son auspiciosas, eso quiere decir que algo en tu mentalidad necesita cambiarse. Cámbialo, y verás como las condiciones externas cambian también.
El enfermo está en su Lugar Correcto en la cama, porque tiene una mentalidad enferma, pero éste no es su Lugar Verdadero, y le toca cambiar su mentalidad —de hecho, sanar su mente.— El hombre que vive de la caridad pública tiene una conciencia de pobreza en el momento, por lo que sufre las consecuencias naturales, pero tal no es su Lugar Verdadero, y la Oración Científica también le pondrá en libertad. El hombre en la cárcel es un caso similar, y así sucesivamente. Glorificas a Dios trabajando sobre ti mismo hasta que tu Lugar Correcto y tu Lugar Verdadero sean el mismo.
Emmet Fox. "Encuentra y Utiliza tu Poder Interno"

martes, 12 de julio de 2011

Gracias por SER ejemplos de BIEN


GRACIAS A JAPÓN Y A SU PUEBLO POR SER EJEMPLO DE UN MODO CONSTRUCTIVO DE AFRONTAR "SITUACIONES COMPLICADAS": NOS ES ÚTIL AHORA MISMO Y, SI ALGUNA VEZ NOS TOCA AFRONTAR ALGO SIMILAR, HAN SENTADO UN PRECEDENTE DE GRAN VALOR

Si esperamos esto del público que atendemos en nuestro trabajo, de nuestros hijos, de nuestros gobernantes, y de el mundo en general, quizás sea una buena idea que empecemos nosotros mismos -como profesionales con largos años de experiencia en afrontar imprevistos y como seres humanos en constante evolución mediante el aprendizaje- a SER EJEMPLO

HABLEMOS DE ESTE EJEMPLO ILUMINADOR QUE SE NOS HA OFRECIDO:
Aquí la gente mantiene la calma - su sentido de la dignidad y el comportamiento adecuado son muy buenas - así que las cosas no son tan malas como podrían serlo.
El gobierno está tratando de proveer suministros por vía aérea, con alimentos y medicinas, pero es como dejar caer un poco de sal en el océano. Pero por más atrasos que haya, nunca pierden la disciplina ni la dignidad.
Una sociedad que puede educar a un niño que a los 9 años de edad entiende el concepto de sacrificio por el bien común, es una gran sociedad, un gran pueblo y de profundos sentimientos espirituales.

ALGUNAS COSAS QUE PODEMOS APRENDER DE JAPÓN

1. LA SERENIDAD
Ni una sola imagen de golpearse el pecho o de dolor. La muestra de dolor en sí ha sido dignamente y calladamente llevada.

2. LA DIGNIDAD
La disciplina en las colas para el agua y los alimentos. Ni una palabra áspera o un gesto de grosería o ventajismo egoísta.

3. LA CAPACIDAD
De los arquitectos, increíble, los edificios se balanceaban, pero no caían. La reconstrucción vial fue increíblemente eficiente.

4. LA CONSIDERACIÓN
La gente compraba sólo lo que realmente necesitaba para el momento, por lo que todo el mundo podía conseguir algo.

5. EL ORDEN
No hay saqueos en las tiendas. No tocan la bocina y no adelantan en las carreteras. Sólo hay comprensión y respeto mutuo.

6. EL SACRIFICIO
Cincuenta trabajadores quedaron atrás para bombear agua de mar en los reactores nucleares sin importarles la muerte segura que les esperaba y solo fueron cincuenta porque ese fue el número que se determinó como mínimo. Pero hubo cientos de voluntarios.

7. EL SENTIDO DE RESPONSABILIDAD
Los restaurantes redujeron los precios. Y pese a la fuerte demanda, no se sabe de ningún comerciante ni mayorista ni minorista que no haya rebajado los precios y vendido a menos del costo de existencia. Los agricultores regalaban sus cosechas. En fin, se hizo realidad aquél principio de la ética de los Samurai que dice que: “ El fuerte cuida a los débiles”.

8. LA FORMACIÓN
La gente de edad y los niños, todo el mundo sabía exactamente qué hacer. E hicieron precisamente eso.

9. SOBRIEDAD Y CONTENCIÓN (al no hablar de problemas, ahorramos energía que necesitamos para solucionarlos)
Los medios de comunicación mostraron moderación magnífica en los boletines. Ningún periodista publicó tonterías, ni sensacionalismos morbosos: únicamente reportajes para difundir la calma.

10. HONRADEZ Y RESPETO POR UNO MISMO Y POR LOS DEMÁS
Cuando se cortó la luz en las tiendas, la gente volvió a poner las cosas en los estantes y se marchó en silencio. ¡Nadie se llevó producto alguno!