viernes, 20 de abril de 2012

PROCESO VOLUNTARIO / Amado Mahá Chohán


   
      Al despertarse por la mañana, muchos individuos se sintonizan  tan apasionadamente con el tumulto externo mediante la radio, los titulares de los periódicos y la televisión, que casi parecieran lamentar haberse "perdido" el caos mundano durante las horas del pacífico sueño dado-por-Dios. Mucho mejor, amados corazones, sería que la puerta de la atención se mantuviera cerrada al tirón del mundo externo hasta que el chela —armoniosamente, pacíficamente y sin ningún sentido de apuro— se haya bañado espiritualmente en la Luz de su propia Presencia YO SOY, y haya ofrecido su amorosa gratitud a esa Presencia y a su Santo Ser Crístico por habérsele dado un nuevo día en el cual servir constructivamente a la vida. De esta manera fortalecido, podrá con toda confianza encarar las actividades del día, escogiendo aceptar únicamente la perfección, transmutando una y otra vez las imperfecciones del mundo de las apariencias físicas hasta que dichas imperfecciones sean trasmutadas a Luz y él sienta la conciencia de la perfección de la actividad de Dios aquí y ahora.
      Aferrándose a la convicción interna de que no hay poder duradero aparte del bien universal del Dios Uno, de que no hay dos poderes en el Reino del Padre, entonces el chela podrá hollar la Tierra con toda seguridad, irradiando confianza y bendiciones de la misma manera que lo hace el Sol en su órbita. De manera que por más que vea y oiga las crisis y confusión de los asuntos mundiales, él sabe que no son más que parte del crecimiento y la evolución del planeta.
      Todos los fieles chelas que profesan seguir a los Seres Ascendidos tienen que encarar en algún momento el hecho de que es necesario que estén dispuestos a ser despojados de todo apego a personas, sitios, condiciones y cosas, tal cual lo experimentaron quienes los precedieron a los Ámbitos de Luz, ya que después de que el ser personal ha arrancado de raiz la auto-importancia y la vanidad, entonces el espíritu eleva suavemente la conciencia a las grandes alturas de liberación y luz de las cuales no hay regreso a las trampas de los sentidos.
      Esto a veces parece ser un sacrificio más allá de todo aguante, pero es un proceso voluntario de crecimiento espiritual con el que ningún otro individuo podrá interferir. El alma pierde el sentido de sobre-responsabilidad por una parte particular de la vida, empero se vuelve consciente de una responsabilidad para con todas las formas de vida por doquier. Esta liberación de las cadenas de servir al ser externo o personal no trae un sentimiento de melancolía como podrán imaginarse, sino más bien un sentimiento de liberación mental, emocional y espiritual que está más allá de la limitada comprensión humana. De manera que no se desanimen, hijos Míos, por las condiciones externas aparentes. Mas bien, tengan la plena seguridad de que mientras estén en el mundo (pero sin ser DE él), ustedes podrán servir a los Ámbitos Superiores en la plena gloria libre de su Presencia YO SOY y los Seres de Luz de esos Ámbitos están siempre conscientes de ustedes y los bendicen.
"Boletines Privados de Thomas Printz. Volumen 5". Serapis Bey Editores S,A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario